El viernes 24 de mayo de 2024 se celebró el 771 aniversario de la Dedicación de la Basílica de San Francisco de Asís. Este año la solemnidad se vio particularmente subrayada por la presencia (desde las Vísperas del 23 hasta las del 24) de la reliquia de la sangre de San Francisco, procedente del Santuario OFM de la Verna.

La Celebración Eucarística de la solemnidad del 24 de mayo fue presidida por el Ministro general Fray Carlos Alberto TROVARELLI. A la solemne liturgia asistieron, además de los representantes de las instituciones, religiosos y religiosas y ciudadanos de Asís, los Ministros generales de las Órdenes y Congregaciones masculinas (USG) reunidos en Asamblea en Santa María de los Ángeles durante estos días.
Fue verdaderamente una fiesta con sabor eclesial: la conmemoración de la Dedicación nos recordó nuestro ser Iglesia, con y siguiendo a san Francisco; Cuerpo de Cristo y sacramento de unidad para el mundo. En este sentido, es hermoso recordar cómo Fray Carlos concluyó su homilía: «En esta solemnidad de la Dedicación de la Basílica de San Francisco, celebramos no sólo la belleza del lugar sagrado, sino sobre todo el fundamento que sostiene todo el edificio: la estatura espiritual de un hombre Francisco, que en su fragilidad vivió el misterio de Cristo, señalando el camino de una humanidad nueva. Nos encomendamos al Santo de Asís, para que nos recuerde cómo comprometernos en la construcción de la Iglesia con el testimonio sencillo de nuestra vida».

Para el texto completo de la homilía (en italiano):
https://www.sanfrancescopatronoditalia.it/notizie/fede/festa-della-dedicazione-della-basilica-di-san-francesco-53491

Fray Giulio CESAREO.