>> Provincia de San José, Esposo de la Bienaventurada Virgen María en Rumanía << 

Según la tradición, la Orden de Hermanos Menores ha estado presente en tierras rumanas desde el inicio del proceso de expansión franciscana, es decir, en vida del propio San Francisco de Asís.
El documento oficial que atestigua la orientación franciscana hacia estos territorios es la bula Cum hora undecima (11 de junio de 1239), emitida por el Papa Gregorio IX, en la que se pedía a los franciscanos que fueran en misión a los pueblos búlgaros, valacos y cumaneses. Un punto de inflexión especial se produjo cuando los Prefectos de la Misión Rumana, que residían en Constantinopla, por ser también Ministros Provinciales de Oriente y Vicarios Patriarcales Latinos, tuvieron que estar presentes en Rumanía a partir de 1650.
En la Rumanía moderna, la primera ley que tuvo en cuenta la creación como entidades jurídicas de las Órdenes religiosas fue la “Ley de cultos” de 1928. Por el artículo 17, de la “Ley para la ratificación del Concordato entre el Estado rumano y la Santa Sede” (12 de junio de 1929), el Estado reconoció la personalidad jurídica de las Órdenes y Congregaciones religiosas católicas, sólo si los miembros eran rumanos y su superior provincial residía en el país. Desgraciadamente, con el Decreto-Ley nº 176 de 3 de agosto de 1948, las Órdenes Religiosas de Rumanía, incluida la Provincia de San José OFM de Moldavia, fueron suprimidas y muchos religiosos fueron detenidos y condenados a años de prisión. Los sacerdotes franciscanos continuaron su labor como párrocos en las parroquias diocesanas hasta 1990, año en que se reorganizó la Provincia, bien bajo la dirección de Fray Gheorghe PĂTRAȘCU, que dirigió la Provincia subterránea, bien por la laboriosa iniciativa de los demás frailes que quedaron vivos, con la aprobación de las autoridades eclesiásticas. El Obispado de Iași devolvió a los frailes las comunidades parroquiales de Luizi-Călugăra, Prăjești, Târgu Trotuș, Galați, Huși y Hălăucești, a las que se añadieron las comunidades de Buruienești y Nisiporești. Otras cuatro parroquias, que pertenecían a los frailes antes de 1948, no fueron devueltas: Bacău, Fărăoani, Săbăoani și Adjudeni. La reorganización de la formación comenzó en Nisiporești, con el párroco Fray Petru ALBERT, que abrió una Escuela Pre-teológica. En mayo de 1990, acogió a unos 60 jóvenes, para prepararlos al ingreso en la Orden. En otoño de ese año, en Luizi-Călugăra, la primera “serie” de novicios comenzó a prepararse para recibir los votos simples; en 1991, parte del primer grupo de profesos fue enviado a estudiar al extranjero.
Tras la reapertura en 1990, la Provincia Rumana envió a muchos estudiantes a diversos colegios de Italia, Austria, Alemania, Eslovenia, etc., y desde allí, algunos permanecieron en esas tierras como clérigos franciscanos o diocesanos. La proximidad entre las lenguas rumana e italiana facilitó también el deseo de trabajar en la pastoral italiana, e inspirados por esta cultura, también en las misiones del Este y luego en Inglaterra, Irlanda, Francia, España, Portugal, EE.UU., Austria, Alemania, Suiza, etc.
En 2001, la Provincia recibió el cuidado pastoral del Santuario Mariano de Cacica; en 2002, comenzó una presencia franciscana en Părâul Rece, hoy Casa de Espiritualidad y también Noviciado; en 2005-2006, se construyó la actual Curia provincial en Bacău; en 2006, se construyó el Convento de San Antonio de Padua en Roman y el Centro Social Pacea; en 2006 comenzó la presencia en la capital, hoy es un Convento con un perfil carismático, los frailes son confesores en la Catedral, pero sobre todo trabajan con la gente de la calle; en 2008 se abrió el Convento-Misión en Râșcani, República de Moldavia (actualmente suspendido). Otras comunidades se abrieron en Transilvania: en 2009 Negrești Oaș y Chișineu-Criș. Desde 2010, también pertenece a la Provincia la Custodia de Oriente y Tierra Santa.

Pertenecen a la jurisdicción 221 profesos solemnes, 9 profesos simples, 24 Conventos, 3 Casas filiales, 1 Casa misionera.

Romania:
BACǍU – Convento, sede provincial “Sf. Iosif soţul Preacuratei Fecioare Maria”
BUCUREŞTI – Convento “Sf. Bonaventura”
BURUIENEŞTI – Convento “Sf. Iosif Muncitorul”
CACICA – Convento “Regina sf. Rozariu”
CAREI – Convento “Sf. Anton de Padova” (Presencia temporalmente suspendida)
CHIȘINĂU CRIȘ – Convento “Adormirea Maicii Domnului”
GALAŢI – Convento “Naşterea Sf. Ioan Botezătorul”
HǍLǍUCEŞTI – Convento “Naşterea Sf. Fecioare Maria”
HUŞI – Convento “Naşterea Sf. Fecioare Maria”
LUIZI CǍLUGǍRA – Convento “Sf. Andrei Apostol”
NISIPOREŞTI – Convento “Adormirea Maicii Domnului”
ORADEA – Convento “Maica Domnului”
PÂRÂUL RECE – Convento Francescano “Sf. Treime”
PRǍJEŞTI – Convento “Preasfânta Treime”
ROMAN – Convento “Sf. Francisc de Assisi”
ROMAN – Convento “Sf. Anton de Padova”
TÂRGU TROTUŞ – Convento “Trupul şi Sângele Domnului”
VIIŞOARA – Casa filial Convento “Maica Unității”
ARAD – Convento “Sf. Anton de Padova”
BAIA MARE – Casa misionera “Sf. Francisc”
CREVEDIA – Casa filial “Sf. Iosif, Muncitorul” (Presencia suspendida)

República de Moldavia:
RÂŞCANI – Casa filial “Sf. Francisc de Assisi” (Presencia suspendida)

Italia:
L’AQUILA – Convento “San Pio X”
CAMPOBASSO – Convento “San Pedro, Apóstol”
TIRRENIA – Convento “S. Francisco”

Germania:
GRABENSTÄT – Convento “Sf. Maximilian”
CHIEMING – Convento “Adormirea Maicii Domnului”
HAAR – Convento “Sf. Conrad din Parzham”

Centro Misionero Franciscano
Secretariado general para la Animación Misionera